Beauty tips: ¿qué hago en mi “Beauty day”?

Muchas de vosotras en cuanto leísteis el post del Beauty day probablemente lo fuisteis montando en vuestra cabeza con todas aquellas cosas que no sabéis cuando hacer. De todas formas, por aquellas que estáis empezando a cuidaros, os voy a contar qué es lo que yo hago.

Para empezar deciros que no siempre lo hago en el mismo día ni a la misma hora. Hay muchas cosas que pueden hacerlo variar ligeramente: compromisos, eventos, cambios en el horario laboral, etc. Pero lo que si intento es colocar ese momento entre el viernes a la tarde noche y el domingo (estoy hablando de mi caso, pero esto va a depender de vuestros horarios). Esto lo hago de esta manera porque muchas de las rutinas que incorporo en este día son de periodicidad semanal, para intentar que todas ellas se realicen si no cada 7 días, si cada 5 a 9 días.

Lo primero que hago es cepillarme bien el pelo y ponerme una mascarilla muy hidratante y reparadora de medios a puntas, ya que aunque tengo la raíz del pelo graso, se me reseca y aclara mucho en las puntas y necesita un plus de hidratación además del resto de tratamientos que uso en él los demás días. Recojo el pelo en un moño alto para que no me moleste e intento dejarlo con la mascarilla todo el tiempo posible. Aunque vaya a dedicar varias horas probablemente a bienestar y belleza, si voy a estar todo el día en casa intento ponerme la mascarilla a primera hora y si puedo envolver la cabeza en film transparente para que con el calor actúe mejor. Y con estas pintas me dedico a leer una revista, navegar por internet, ver vídeos en YouTube o limpiar y ordenar alguna cosilla. Cuando lo considero oportuno, me reservo un par de horitas para lo que viene después.

Otra de las cosas que hago exfoliarme de cabeza a pies. Empiezo por meterme en la ducha, soltarme el moño y quitar los restos de la mascarilla del pelo. A continuación aplico una mascarilla exfoliante en la raíz del pelo. Luego voy a lavar el pelo con normalidad con mi champú y acondicionador, pero estamos hablando de las cosas especiales. Exfolio el resto del cuerpo, me depilo, y cuando termino la ducha de forma normal, salgo, coloco una toalla en el pelo para quitarle la humedad y sigo con el resto de rutinas.

Aprovechando que con el agua caliente los poros se han dilatado, exfolio el rostro con un producto específico para ello y lo dejo perfectamente limpio e hidratado.

Y toca limpiar las uñas. Quito el esmalte de las uñas tanto de las manos como de los pies, las corto si es necesario y le toca el turno a los pies. Con mi lima de pies quito las durezas y dejo los pies hidratados. Vuelvo a pintar las uñas de las manos y de los pies (aunque las últimas no siempre).

Después de que las uñas se han secado, me hago un masaje en las piernas, los glúteos y la zona abdominal para activar la circulación y controlar la celulitis, que oyes, a pesar de ir adelgazando poco a poco siempre viene bien para ayudar a la elasticidad de la piel.

Si tengo dolores musculares, me preparo un baño con sales epsom, que ayudan a relajar las contracturas y aliviar el dolor. Es un paso que no siempre hago, pero que realmente es el momento más relajante de todos ellos. Si realmente tengo tiempo, además enciendo unas velas para crear un ambiente más relajante.

Para acabar, con el pelo aún húmedo y si no lo está lo humedezco de nuevo, aplico un tratamiento de keratina líquida con aceite de argán, seco el pelo con el secador y lo plancho, ya que el tratamiento requiere de calor para funcionar correctamente.

Y con todo esto ¡¡ya estoy lista para afrontar una nueva semana!!

Espero que os haya servido y cualquier duda me la podéis dejar en los comentarios y estaré encantada de resolverla.

Un beso, Be.

Advertisements

Beauty tips: exfoliación

La exfoliación es un proceso de renovación celular que nuestra epidermis hace de forma natural. Pero aunque la piel lo haga de forma natural, podemos ayudarla con diversos productos cosméticos o con exfoliantes naturales que podemos hacer en casa. Una exfoliación una vez a la semana ayuda a limpiar nuestra piel y a que el resto de productos que usamos sobre ella funcionen correctamente.

No es conveniente abusar de este tipo de tratamientos porque pueden dañar nuestra piel, ya que, al fin y al cabo, se trata de productos abrasivos que alteran la dermis. Por ello conviene después de uno de estos tratamientos calmar e hidratar con un producto adecuado a nuestro tipo de piel.

En el mercado podemos encontrar exfoliantes para el cuero cabelludo, para el rostro, para las manos, los pies o el cuerpo. Fíjate bien en que el que elijas no sea demasiado abrasivo, o astringente para tu tipo de piel, o demasiado graso o hidratante (ello dependerá de tu tipo de piel) y después elije entre los diversos aromas el que más te guste.

Junta todo ello con el resto de rutinas semanales que necesites o que más te gusten y relajen, e irás poco a poco configurando tu “Beauty Day” perfecto.

Beauty tips: ¿Tu cabello no crece?

Hay muchos motivos por los que el cabello se puede resistir a crecer, pero sin duda lo más común es no observar correctamente las necesidades de nuestro pelo.

Un sólo producto que no sea adecuado a tu tipo de cabello puede echar por tierra todos los demás esfuerzos que estés haciendo por que crezca. Averigua las necesidades concretas que tienes y usa productos adecuados, y si no te crees capaz de hacerlo correctamente, consulta con un profesional.

Pon atención sobre todo a los productos de acabado, protégelo siempre del calor y analiza con que y como estás cepillando tu pelo. Verás que poco a poco se irá recuperando y volverá a crecer.

Si queréis un post más extenso sobre este tema, comentad abajo. 😉

Beauty tips: Beauty day

Empeamos Septiembre con una nueva sección en el blog que vamos a llamar “Beauty tips”. En esta nueva sección os daré pequeños tips de belleza para vuestro día a día.

Hoy os voy a recomendar algo que hago desde hace un tiempo y que me va muy bien, que es establecer dentro de mi semana lo que yo llamo mi beauty day. ¿No os habéis dado cuenta de que hay una serie de cuidados que nos recomiendan una vez a la semana o cada 15 días? Pues lo que yo hago es juntarlos todos ellos en un par de horas o tres dedicadas sólo a mi. Exfoliar la piel, mascarillas, un baño relajante con un poco de música de fondo…

Os animo a que empecéis a pensar en dónde os vais a regalar estas horas esta semana, porque además de los cuidados físicos, ¡¡veréis como al final de la sesión estáis mucho más relajadas!!