Beauty tips: ¿qué hago en mi “Beauty day”?

Muchas de vosotras en cuanto leísteis el post del Beauty day probablemente lo fuisteis montando en vuestra cabeza con todas aquellas cosas que no sabéis cuando hacer. De todas formas, por aquellas que estáis empezando a cuidaros, os voy a contar qué es lo que yo hago.

Para empezar deciros que no siempre lo hago en el mismo día ni a la misma hora. Hay muchas cosas que pueden hacerlo variar ligeramente: compromisos, eventos, cambios en el horario laboral, etc. Pero lo que si intento es colocar ese momento entre el viernes a la tarde noche y el domingo (estoy hablando de mi caso, pero esto va a depender de vuestros horarios). Esto lo hago de esta manera porque muchas de las rutinas que incorporo en este día son de periodicidad semanal, para intentar que todas ellas se realicen si no cada 7 días, si cada 5 a 9 días.

Lo primero que hago es cepillarme bien el pelo y ponerme una mascarilla muy hidratante y reparadora de medios a puntas, ya que aunque tengo la raíz del pelo graso, se me reseca y aclara mucho en las puntas y necesita un plus de hidratación además del resto de tratamientos que uso en él los demás días. Recojo el pelo en un moño alto para que no me moleste e intento dejarlo con la mascarilla todo el tiempo posible. Aunque vaya a dedicar varias horas probablemente a bienestar y belleza, si voy a estar todo el día en casa intento ponerme la mascarilla a primera hora y si puedo envolver la cabeza en film transparente para que con el calor actúe mejor. Y con estas pintas me dedico a leer una revista, navegar por internet, ver vídeos en YouTube o limpiar y ordenar alguna cosilla. Cuando lo considero oportuno, me reservo un par de horitas para lo que viene después.

Otra de las cosas que hago exfoliarme de cabeza a pies. Empiezo por meterme en la ducha, soltarme el moño y quitar los restos de la mascarilla del pelo. A continuación aplico una mascarilla exfoliante en la raíz del pelo. Luego voy a lavar el pelo con normalidad con mi champú y acondicionador, pero estamos hablando de las cosas especiales. Exfolio el resto del cuerpo, me depilo, y cuando termino la ducha de forma normal, salgo, coloco una toalla en el pelo para quitarle la humedad y sigo con el resto de rutinas.

Aprovechando que con el agua caliente los poros se han dilatado, exfolio el rostro con un producto específico para ello y lo dejo perfectamente limpio e hidratado.

Y toca limpiar las uñas. Quito el esmalte de las uñas tanto de las manos como de los pies, las corto si es necesario y le toca el turno a los pies. Con mi lima de pies quito las durezas y dejo los pies hidratados. Vuelvo a pintar las uñas de las manos y de los pies (aunque las últimas no siempre).

Después de que las uñas se han secado, me hago un masaje en las piernas, los glúteos y la zona abdominal para activar la circulación y controlar la celulitis, que oyes, a pesar de ir adelgazando poco a poco siempre viene bien para ayudar a la elasticidad de la piel.

Si tengo dolores musculares, me preparo un baño con sales epsom, que ayudan a relajar las contracturas y aliviar el dolor. Es un paso que no siempre hago, pero que realmente es el momento más relajante de todos ellos. Si realmente tengo tiempo, además enciendo unas velas para crear un ambiente más relajante.

Para acabar, con el pelo aún húmedo y si no lo está lo humedezco de nuevo, aplico un tratamiento de keratina líquida con aceite de argán, seco el pelo con el secador y lo plancho, ya que el tratamiento requiere de calor para funcionar correctamente.

Y con todo esto ¡¡ya estoy lista para afrontar una nueva semana!!

Espero que os haya servido y cualquier duda me la podéis dejar en los comentarios y estaré encantada de resolverla.

Un beso, Be.

Maquillaje para otoño 2015/Fall makeup 2015

“ICONIC FAIRY”

¡¡¡Ya estamos en otoño por fin!!! Sí, efectivamente, soy una de esas locas a las que les encanta el otoño. Las hojas cayendo, la temperatura perfecta para no morir de calor ni de frío, la ropa, los tonos tierra… y por supuesto los maquillajes de otoño. Así que, ¿como no iba yo a daros alguna que otra versión de maquillaje para esta época del año?

Espero que os guste y os dejo con los productos utilizados y el paso a paso.

Productos utilizados

Rostro

  • L.A. Girl PRO.conceal HD.high definition concealer GC976 Pure Beige

  • Astor Perfect Stay 24h concealer 002 Sand

  • Bell Hypoallergenic Matt & Soft Make-up 03

  • Essence All about matt! Fixing compact powder

  • Bourjois Délice de poudre DUO

  • Makeup Revolution Blush Love

Ojos y labios

  • Essence I love stage eyeshadow base

  • Makeup Revolution Iconic Pro 2 palette (sombras: new-tral, one way, paper, silk)

  • Wet n Wild Megaliner E861 Black

  • Rimmel London Wake me up mascara

  • Wet n wild Megalast E908C Sugar Plum Fairy

Paso a paso

      1. Aplicamos una prebase para sombras por todo el párpado superior e inferior.

      2. Con un pincel plano, aplicamos la sombra new-tral de la paleta por el párpado móvil y subiendo por la cuenca para crear una transición.

      3. Cogemos la sombra one way con un pincel de difuminar y la aplicamos en el último tercio del ojo y a lo largo de la cuenca sin llegar al lagrimal. Salimos un poco hacia el exterior del ojo para rasgarlo un poco. Con la misma sombra aplicamos un poco en la parte externa de la linea inferior de pestañas.

      4. Con un pincel de pelo suelto, aplicamos la sombra paper en el arco de la ceja, y con un pincel de detalles aplicamos la sombra silk en el lagrimal.

      5. Con el delineador, hacemos el delineado como más nos guste. En este caso yo he preferido hacer un delineado marcado con un pequeño rabillo, pero podéis probar la opción con la que os encontréis más cómodas.

      6. Aplicamos máscara.

      7. Con un corrector del mismo tono de tu piel, cubre las imperfecciones del rostro y difuminamos muy bien.

      8. Aplicamos la base de maquillaje.

      9. Con un corrector de un tono más bajo, aplicamos en la zona de la ojera para iluminar la zona además de corregir el color. Aunque veréis que en este caso las ojeras no quedan del todo camufladas porque se trata de un maquillaje ligero en el rostro que podemos hacer a diario, con un paso previo si que quedarían completamente camufladas.

      10. Con polvos traslúcidos, matificamos el rostro con una brocha de pelo suelto.

      11. Contorneamos, aplicamos colorete e iluminador.

      12. Aplicamos el labial.

Como veis me he detenido más en los pasos de los ojos, que son los más diferentes entre los looks, que en el rostro, ya que cada tipo de rostro requiere de unos pasos. De todas formas, si queréis un tutorial de como trabajo el rostro, dejármelo dicho en los comentarios.

Espero que os haya gustado.

Un beso a tod@s, Be

Beauty tips: exfoliación

La exfoliación es un proceso de renovación celular que nuestra epidermis hace de forma natural. Pero aunque la piel lo haga de forma natural, podemos ayudarla con diversos productos cosméticos o con exfoliantes naturales que podemos hacer en casa. Una exfoliación una vez a la semana ayuda a limpiar nuestra piel y a que el resto de productos que usamos sobre ella funcionen correctamente.

No es conveniente abusar de este tipo de tratamientos porque pueden dañar nuestra piel, ya que, al fin y al cabo, se trata de productos abrasivos que alteran la dermis. Por ello conviene después de uno de estos tratamientos calmar e hidratar con un producto adecuado a nuestro tipo de piel.

En el mercado podemos encontrar exfoliantes para el cuero cabelludo, para el rostro, para las manos, los pies o el cuerpo. Fíjate bien en que el que elijas no sea demasiado abrasivo, o astringente para tu tipo de piel, o demasiado graso o hidratante (ello dependerá de tu tipo de piel) y después elije entre los diversos aromas el que más te guste.

Junta todo ello con el resto de rutinas semanales que necesites o que más te gusten y relajen, e irás poco a poco configurando tu “Beauty Day” perfecto.

REVIEW: BASE DE MAQUILLAJE FIJO Y CUBRIENTE DE DELIPLÚS

Hace muy poco (yo siempre tarde con las novedades) compré la base “Fijo & Cubriente” de la marca Deliplus, marca propia de venta en supermercados Mercadona. No suelo comprar en general ningún producto de maquillaje que resulte excesivamente caro, como podéis ver en las fotos que subo a instagram o en los post anteriores dónde hay fotos de mis propios productos, pero si es verdad que me echaba mucho para atrás el comprar un producto tan delicado como puede ser una base de maquillaje de una marca de supermercado.

Pero se hablaba taaan bien de ella en redes sociales, en YouTube y por todas partes que finalmente me decidí a probarla por mí misma. Voy a dividir esta review en varios apartados, que en principio serán los mismos que seguiré en futuras reviews. Cualquier sugerencia, comentario, lo que sea, me lo dejáis abajo en los comentarios para que lo vaya modificando.

La marca nos cuenta

Al tratarse de un producto de una marca de supermercado, la información oficial es muy escasa y se limita a lo tenemos escrito en la parte de atrás del envase.

  • Maquillaje fluido de larga duranción que cubre totalmente las imperfecciones y permanece inalterable toda la jornada.

  • Mantiene la piel confortable y protegida de la radiación solar gracias a su SPF25.

  • No comedogénico.

  • Dermatológicamente testado.

  • Sin fragancia.

  • Agitar antes de usar.

  • 30 ml

Además, en el reverso de la etiqueta tenemos los ingredientes, que si os interesan en este o en futuros post os animo a que lo digáis en los comentarios.

Apariencia y precio

El envase de esta base de maquillaje es de cristal al ácido, rectangular y con el tapón de plástico pintado en plateado para simular metal. Y aquí viene el peor contra de este producto: no tiene dispensador. Por lo tanto, dosificar la cantidad que queremos usar de producto se hace más complicado, más guarro y además no vamos a aprovechar la totalidad del producto nunca porque se queda en los recovecos del bote.

Que todos hemos escuchado ya que parece que quiere imitar a la “Double Wear” de Estee Lauder, pero bien podía haber mejorado este punto. Desde mi punto de vista, con su precio de 5,50€ bien podían haber cambiado el cristal por plástico y ponerle un dosificador, o haberla hecho con forma de tubo, de forma que nos permitiera aprovechar el 100% del producto.

Tonos

La base se presenta en 4 tonos: 02, 04, 06 y 08.

Si vemos el stand dónde están colocados, ya podemos ver que el 04 es el único tono que nos presentan con subtono rosado, y el resto teóricamente son de subtono amarillento. En las primeras impresiones de producto os contaré más al detalle lo del “teóricamente”, pero en principio eso es lo podemos ver a simple vista.

Primeras impresiones

En primer lugar, decir que el tono de las bases todas yo las pruebo en el dorso del brazo, que es el tono que tengo más similar a la cara y donde puedo comprobar si el subtono me va bien o no sin necesidad de espejos. Y como haría cualquiera de nosotras, la probé, lo comprobé a la luz del propio supermercado (error: siempre debemos comprobarla también con luz natural), y el tono se me ajustaba bien. Me cogí el 02, que es el que mejor se me ajustaba y para casa.

Pero al salir a la calle, parecía que tenía una mancha rosa en el brazo. Que yo reconozco que soy un poco Simpson de más, y que mi piel tira tanto al amarillo que cuando me pongo pálida en lugar de blanca me pongo amarilla. Y con esto os quiero prevenir a que si sabéis que sois un Simpson, directamente esta no es vuestra base, y si no estáis muy seguras, salid a la calle y comprobarlo con luz natural porque cambia mucho la cosa.

También deciros que el swatch está hecho de manera muy gruesa y por eso se nota tanto el cambio de color. Bien difuminado el efecto no es tan evidente.

Además, ya con la mosca detrás de la oreja, llegué a casa y me apliqué la base para probarla en el rostro (la aplico con la brocha de colorete también de deliplus, que es muy tupida y arrastra muy bien el maquillaje), y he de decir que con luz artificial ni veía corte, ni cambio de tono, ni nada de nada. Se quedaba perfecta con el tono de piel.

Pero eso sí, era ya tarde noche, y por lo tanto tocaba desmaquillarse. Una de las características de la base, que ya lo lleva escrito en el propio nombre, es que es fija. Y tan fija. Recién aplicada (una media hora después más o menos), intentar sacarla de la cara es casi una misión imposible. Con un poco de agua micelar en un algodón, el algodón se te queda atascado en la cara y ves perfectamente el corte de donde hay base y donde la acabas de quitar.

Y ahí también pude comprobar que si ya me lo había parecido al aplicarlo, la cobertura en un primer momento he de decir que es espectacular. Yo no tengo muchísimas rojeces, pero si en la zona de las aletas de la nariz y además unas ojeras bastante marcadas. Con esta base ni corrector verde, ni pre-corrector en las ojeras. La cobertura es tan alta que no hace falta.

Ni siquiera es necesario con ella aplicar polvos por todas partes. Yo los aplico de forma muy concreta en zonas donde se que me es necesario con la “setting brush” de Real Techniques ya que me da precisión, porque si echamos demasiada cantidad de polvos con esta base corremos el riesgo de que la piel se vea acartonada y nos dé un aspecto envejecido nada bonito.

Valoración final

En las fotos podéis ver ya varias de las características propias de la base. En la primera tenéis la oxidación a los 20 minutos, con referencia al swatch recién aplicado y en la segunda podéis ver la marca que se me quedó en la piel. He de decir que lo quité con agua micelar en un algodón, le pasé agua y después sequé con la toalla y así es como se quedó.

Por lo tanto he de decir que las dos características que anuncia en principio las cumple en base a las pruebas que he realizado. Ya que no indica una duración como otras bases, podemos decir que aunque pasadas entre 5 y 7 horas de su aplicación, dependiendo del calor y sobre todo del tipo de piel, la base aguanta decentemente.

En cuanto a la transferencia, he de decir que en la ropa no transfiere, pero yo que tengo alergias y ando constantemente con el pañuelo, el roce con el pañuelo si que no lo supera, por lo tanto supongo que si la sometemos a un roce algo más intenso, si que ha de transferir algo.

Sobre la sensación en la piel, yo, que tengo la piel mixta, no suelo tener que usar la hidratante justo antes que la base, ya que con la hidratación que me aporta mi tratamiento de día y de noche, aunque me maquille a mediodía no suelo necesitar más. Pero con esta base si que he notado una ligera tirantez en la piel de las mejillas, con lo que no la recomendaría para pieles normales sin una hidratante, y con la piel seca yo personalmente no la recomiendo en absoluto.

Sobre si es o no es comedogénica, decir que no he notado un aumento de los granitos mientras he estado probando la base, con lo cual me supongo que lo cumple.

Y en referencia a los tonos, aunque yo la he llevado y me han dicho que me ven rosa, tampoco se notaba un corte en la piel. Yo personalmente la acabaré, ya sea mezclándola con otras o sola en el día a día, pero no la recomiendo para las que como yo seáis muy amarillas, ya que si se nota un algo raro al vernos en el espejo. Aunque por supuesto lo mejor que podéis hacer es ir, probarla, y después de una tarde con la base puesta, decidid vosotras mismas.

Espero que os sirva.

Un beso, Be.

Beauty tips: ¿Tu cabello no crece?

Hay muchos motivos por los que el cabello se puede resistir a crecer, pero sin duda lo más común es no observar correctamente las necesidades de nuestro pelo.

Un sólo producto que no sea adecuado a tu tipo de cabello puede echar por tierra todos los demás esfuerzos que estés haciendo por que crezca. Averigua las necesidades concretas que tienes y usa productos adecuados, y si no te crees capaz de hacerlo correctamente, consulta con un profesional.

Pon atención sobre todo a los productos de acabado, protégelo siempre del calor y analiza con que y como estás cepillando tu pelo. Verás que poco a poco se irá recuperando y volverá a crecer.

Si queréis un post más extenso sobre este tema, comentad abajo. 😉

Correctores

Hoy nos vamos a sumergir en el maravilloso y extenso mundo de los correctores de imperfecciones,ojeras, etc. Yo creo que es uno de los productos más “complicados” que nos podemos encontrar en el mercado debido a su amplia gama de fórmulas, colores, aplicadores… ¡¡ES UNA LOCURAAA!! Por eso he decidido haceros este post poniendo mi experiencia y obsesión con este producto a vuestro servicio.

Voy a separar por lo tanto los correctores en varias categorías que serán: tipo de fórmula, colores y para que usamos cada uno, aplicadores y formas de aplicación.

TIPO DE FÓRMULA

¿Y con esto a que me refiero? Pues a la clasificación más básica en cuanto a correctores se refiere: en crema o fluidos. Y aunque la intuición nos diría que en crema nos van a aportar más cobertura que fluidos, y muchas veces va a ser así, muchas otras nos podemos encontrar con maravillosos correctores fluidos con una pigmentación increíble y que nos van a romper los esquemas.

Sobre la decisión concreta de por qué un corrector y no otro, va a depender mucho de la zona del rostro que queráis corregir, del tipo de imperfección, etc. En líneas generales, yo usaría los correctores en crema para imperfecciones muy puntuales en zonas preferentemente sin arrugas (ya que muchos tienden a meterse en las arrugas y marcarlas, y siempre debajo de la base, ya que el trabajo que tenemos que hacer para extender y difuminar el corrector puede hacer que arrastremos la base de maquillaje. Por lo tanto, los correctores fluidos tenderemos a usarlos por encima de la base, salvo casos muy concretos en los que la fórmula se adhiera tanto a la piel que podamos trabajar la base correctamente por encima del corrector.

Aún así, también va a depender mucho más del color y no tanto de la fórmula el que el corrector tenga que aplicarse por encima o por debajo de la base, y eso es lo que toca a continuación.

COLORES

Si habéis mirado un poquito en las secciones de correctores de alguna tienda on-line, habréis visto que los hay rosas, verdes, amarillos, de colores naturales más claros o más oscuros, etc y os estaréis preguntando ¿para que vale cada uno? Y la respuesta está en el círculo cromático.

CIRCULO-CROMATICO

Y esto lo habréis escuchado/leído ya trescientos millones de veces, pero por si acaso aquí va una vez más. Las correcciones de color se deben hacer con el color opuesto del círculo, por lo tanto, podéis ver que las tonalidades rojas si os vais al lado contrario se corregirían con verde, las ojeras según el color que les veáis (más azul o más violeta) se corregirían desde el amarillo al rosa. Se trata simplemente de fijarte en el color que queremos corregir en el rostro, irnos al lado contrario del círculo, y comprar el corrector del color adecuado a la corrección que queramos realizar.

En cuanto a los colores naturales, se trata simplemente de buscar el tono que se adapte más a nuestro tono de piel para las pequeñas imperfecciones, y a mi me gusta tener un corrector de un tono más claro para iluminar toda la zona de la ojera a la vez que acabo de corregir las ojeras.

APLICADORES

Ahora sí. El inmenso mundo del packaging de los correctores se merece un apartado aparte. Y digo inmenso mundo porque ya hay infinidad de envases y aplicadores, y probablemente las marcas nos sigan sorprendiendo con nuevas opciones en el futuro.

Aquí lo voy a dividir entre los formatos que nos podemos encontrar por un lado en los correctores en crema, y por el otro en los fluidos.

Correctores en crema

    1. En tarrito o paleta: es el formato más normal, y muy cómodo en el caso de las paletas ya que muchas veces vienen con correctores de distintos colores en un solo producto. Los puedes aplicar con los dedos o con una brocha para corrector.

    2. En barra o stick: muy cómodos para llevarlos en el bolso o de viaje ya que son como una barra de labios de toda la vida. Ocupan muy poco y los puedes aplicar directamente en el rostro, difuminas con los dedos y listo.

    3. En lápiz o jumbo: de estos no tengo ninguno ni tampoco me he fijado mucho en las tiendas, pero ocurre lo mismo que con los anteriores. Si tienen una tapa que aguante bien, son ideales para llevarlos encima y la aplicación es la misma.

Correctores fluidos

    1. En tubo: con esto me refiero a un tubo tipo crema sin ningún aplicador en especial, nada más que el dosificador en forma de agujero de siempre.

    2. Con dosificador: puede tener un tubo flexible o ser rígido, y el producto sale apretando el dosificador, lo cual hace más sencillo extraer la cantidad adecuada.

    3. Con pincel: similar al anterior, dispone de un pincel en la salida del producto con el que podemos aplicarlo directamente sobre la piel, y, para mi gusto, hace más sencillo aplicar la cantidad adecuada en cada zona.

    4. Con esponja: el sistema es igual que en el caso anterior, sólo que en lugar del pincel tiene un trocito de esponja.

    5. Roll-on: la idea de este aplicador es descongestionar la zona de la ojera con el frío de la bola metálica a la vez que aplicamos el producto. Algo desde mi punto de vista que no se cumple ya que con un par de pasadas tienes más producto del que necesitas, por lo tanto apenas descongestiona, pero si es verdad que la dosificación es bastante limpia y sencilla.

    6. Tipo gloss: todos conocemos este aplicador. Es uno de los más clásicos en los correctores además de en muchos otros productos. Muy cómodo y de aplicación muy precisa.

Como veis hay formatos para todos los gustos, así que ahí ya va a depender la elección más de lo que nos guste la fórmula del producto o de lo que más cómodo o agradable nos sea a cada uno.

FORMAS DE APLICACIÓN

En algunos de los casos ya os he ido diciendo algunas de las posibles formas de aplicación, y realmente es algo que depende más de manías y habilidades personales. Las formas de aplicación de los correctores son las mismas que las de las bases de maquillaje y cada una tiene sus ventajas.

Podemos aplicarlo con brocha, más compacta o más suelta, dependiendo de gustos. En cuanto a brochas de correctores, ahora mismo estoy usando la “Airbrush concealer” de ecotools que es lo suficientemente dura para extender el producto pero no tanto como para arrastrarlo por completo.

También podemos aplicarlo con esponja o bien con los dedos. Yo personalmente uso cualquiera de las dos maneras después de usar la brocha, ya que acaba de difuminar el producto con el resto del maquillaje.

Pero bueno, como he dicho anteriormente, esto ya es un tema de gustos. Espero que os haya servido y que la próxima vez que nadéis entre un mar de correctores sin saber que hacer lo tengáis un poquito más claro.

Un beso, Be

Beauty tips: Beauty day

Empeamos Septiembre con una nueva sección en el blog que vamos a llamar “Beauty tips”. En esta nueva sección os daré pequeños tips de belleza para vuestro día a día.

Hoy os voy a recomendar algo que hago desde hace un tiempo y que me va muy bien, que es establecer dentro de mi semana lo que yo llamo mi beauty day. ¿No os habéis dado cuenta de que hay una serie de cuidados que nos recomiendan una vez a la semana o cada 15 días? Pues lo que yo hago es juntarlos todos ellos en un par de horas o tres dedicadas sólo a mi. Exfoliar la piel, mascarillas, un baño relajante con un poco de música de fondo…

Os animo a que empecéis a pensar en dónde os vais a regalar estas horas esta semana, porque además de los cuidados físicos, ¡¡veréis como al final de la sesión estáis mucho más relajadas!!